5 mitos más que sigues creyendo sobre los lubricantes Averigüe mi pana, no comas cuento.

La vez pasada ya te presentamos los 5 mitos más comunes sobre los lubricantes para motor. No todas las personas de verdad se preocupan por tu vehículo, así que cuidado con lo que te recomiendan. Por eso #AverigueMiPana. Te presento 5 Mitos más que las personas siguen creyendo sobre los lubricantes de motor.

1. No hace falta cambiar el filtro en cada cambio de aceite

El filtro de aceite, que suele estar situado sobre el motor, se encarga de retener las impurezas acumuladas en el aceite del motor. Es tan importante su función que se recomienda cambiarlo cada vez que se cambie el aceite lubricante. Un buen filtro no cuesta mucho, entre $4 y $6, en comparación con el riesgo que se corre por no hacerlo, que se colapse y las impurezas lleguen a partes que no deberían. Si aún no sabes sobre la importancia de un filtro, te invito a que leas: ¿Ya sabes que filtro le ponen a tu carro? 

La recomendación es: 

2. Como uso poco el coche, no cambio el aceite desde hace años

Apuesto que muchas personas pensaban que el lubricante no caduca. Claro, es un material de procedencia inerte ¿cómo habría de hacerlo?. Sin embargo,  todo el mundo, incluidos los fabricantes , recomiendan cambiar el aceite lubricante del motor cada cierto número de kilómetros. (Revisa tu manual).

Esto quiere decir que no importa que tan poco uses tu automóvil, ni que deban pasar varios años para alcanzar kilometraje que recomienda tu manual. La realidad es que dado que estos vehículos no se muevan mucho, es posible que no alcancen las temperaturas óptimas de funcionamiento. En este caso se pueden generar lodos en el motor. La vida útil del lubricante, además del kilometraje,  también está asociada a la condición mecánica del vehículo, al uso adecuado de refrigerantes y al modo de conducción.

La recomendación es: Revisa tu manual, chequea las características en la etiqueta de tu aceite lubricante de motor. Verifica que diga cada cuánto debes cambiar el aceite si no se cumple con el kilometraje.

8. El aceite no influye en el consumo

Por supuesto que sí. El correcto mantenimiento del vehículo ayuda a mantener a raya los consumos. Desde llevar los neumáticos con la presión correcta a tener un motor limpio, hasta escoger el lubricante adecuado para tu motor influye de cierta forma en el consumo de combustible. Si usas demasiado tiempo el auto sin hacer un cambio de aceite, las impurezas se van acumulando haciendo trabajar más a tu motor, quemando más gasolina. Lo mismo ocurre si usas un filtro barato. Al no poder retener todas las impurezas, estas vuelven al sistema generando sobre esfuerzo y daños a las piezas de tu motor. Si no sabes que lubricante y filtro escoger. Puedes ir a la sección  Averigüe Mi Pana de esta página. O seguir el link: Escoge el lubricante adecuado. 

9. El aceite no se desgasta

¡Pana! No comas cuento, si no se desgastase, no haría falta cambiarlo cada cierto tiempo. ¿no crees? Cuando el vehículo funciona a temperaturas muy altas el lubricante empieza a oxidarse y se espesa. Lo que causa que tampoco realice bien su trabajo si hay demasiada carbonilla, agua, ácidos, impurezas, partículas metálicas, todo esto puede causar que se taponen los filtros y aumento del desgaste de las piezas.

La recomendación es: Revisa tu manual, cuando dice que el fabricante que cambies el lubricante, cámbialo cuando te indiquen para evitar problemas mayores.

10. Los aceites minerales no son perjudiciales para el medio ambiente

Uno suele pensar que un aceite mineral es más “natural”, por lo que no importa cómo debe deshacerse del aceite usado. En Gulf, también estamos comprometidos con el desarrollo sostenible. Por eso recomendamos llevar el lubricante a un punto donde sepamos que se va a gestionar de modo adecuado. Ya que sin importar si es mineral o sintético, ambos productos causan impacto sobre el medio ambiente.  Siempre hay que reciclarlo. Un solo litro de aceite usado tirado en la naturaleza puede llegar a cubrir 1.000 m2 de agua e impide a la flora y fauna oxigenarse durante años. Y si se incinera mal, genera gases tóxicos.

La recomendación es: Reciclarlo. Al reciclarlo se consigue por cada de tres litros de aceite usado, se puede crear un litro de aceite nuevo, que puede volver a ser utilizado como lubricante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *