5 Mitos sobre los lubricantes que no son reales ¡Pana! ¡Mejor prevenido, que bajada de motor!

De todos los mitos que pueden decirte, por lo menos este es cierto:

“La mejor forma de cuidar el motor de tu coche es vigilar el aceite.”

1. Si tengo que rellenar aceite, cuanto más mejor

A pesar de que la varilla marca perfectamente los niveles máximos y mínimos, muchas personas creen que, si echar aceite es bueno, cuánto más, mejor. Error.

Llenar el cárter demasiado puede causar un exceso de calor por el aumento de la resistencia, lo cual acortará la vida útil del motor de tu motor. No sólo eso. Además salpicará mucho lubricante a los cilindros, que quemarán más aceite y aumentarán los depósitos en la cámara de combustión, que pueden derivar en problemas de funcionamiento.

Parte del error viene porque la gente cree que hay que echar todo el contenido del galón de aceite, o que ha oído el rumor de que un motor de cuatro cilindros necesita cuatro litros de lubricante.

CONSEJO: Por eso lo mejor es leer bien antes el manual del vehículo. Y guardar el aceite que te sobre, para rellenar cuando baje el nivel.

2. Si el aceite del motor está muy negro, algo falla

Es algo muy común. Cuando se realiza el cambio de aceite mucha gente ve el aceite negro y cree que algo falla. Pues es exactamente al revés.

“Esto significa que el aceite está cumpliendo su cometido.”

Los fabricantes de lubricantes modernos añaden aditivos detergentes y dispersantes, cuya función es limpiar las piezas internas del motor, eliminando la carbonilla. Esa suciedad queda en suspensión en el aceite (de ahí su color), y es mejor que esté ahí que no que se deposite en el motor, donde sería realmente perjudicial.

Si quieres leer más sobre aditivos: ¿Qué son aditivos?

CONSEJO: Si sale limpio significa que esos residuos se han quedado por la mecánica.

3. Da igual el aceite que eches

 

No todos los aceites lubricantes son iguales. Hay diferentes tipos de lubricantes para motor, con características físicas, tecnología y contenido de aditivos. Cada lubricante es diferente y sirve para carros diferentes. Mira más aquí: ¿Sabes que lubricante le ponen a tu vehículo? 

CONSEJO: Hazle caso a las recomendaciones del fabricante (busca aceites con el mismo índice de viscosidad que te indican) y a los expertos de tu taller.

4. No debo mezclar aceites

Es necesario conocer qué se está mezclando. Se pueden combinar aceites de diferente marca, siempre y cuando se mantenga la equivalencia en su índice de viscosidad y su calidad.

¿Y mezclar un aceite sintético con uno mineral?

No es recomendable hacerlo, salvo en un caso de emergencia, ya que acabará perdiendo viscosidad y aditivos, con lo que la lubricación del motor será deficiente.

CONSEJO: Guarda el excedente del aceite 

5. Si añado aditivos, el lubricante hará mejor su trabajo

No es necesario añadir nada a los lubricantes. Un montón de investigadores, después de tiempo y esfuerzo, han determinado cuáles son los aditivos necesarios para ese aceite funcione a la perfección. No existen productos milagrosos, que sean capaces de reducir el consumo de coches antiguos o alargar la vida de los lubricantes usados. De hecho, un aditivo puede generar reacciones no esperadas, como alterar las propiedades del lubricante y crear problemas graves.

CONSEJO: No le eches nada más, en lugar de ahorrar dinero, lo estarás malgastando.

4 thoughts on “5 Mitos sobre los lubricantes que no son reales”

  1. HOLA CÓMO ESTÁN? ME PARECE FANTÁSTICA ESTA PÁGINA YA QUE ME ESTOY ENTERANDO DE COSAS QUE EN MI IGNORANCIA CREÍA ESTAR EN LO CORRECTO Y GRACIAS MIL POR AYUDARME A ENTENDER MEJOR COSAS SOBRE MI VEHÍCULO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *